Cree en grande.
CONMEBOL

Palmeiras y Flamengo firman un compromiso a favor de una final segura

Palmeiras y Flamengo firman un compromiso a favor de una final segura
  • CONMEBOL organiza reunión de información y coordinación de la final única de la CONMEBOL Libertadores, prevista para el 27 de noviembre.
  • Los presidentes de los clubes finalistas fueron informados de los avances en la organización del partido y firmaron un compromiso para promover un partido sin violencia.

Bajo la dirección del presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, se realizó una reunión de información y coordinación de la final única de la CONMEBOL Libertadores, que debe realizarse en el estadio Centenario, en Montevideo, el próximo sábado 27 de noviembre. Tomaron parte del encuentro los titulares del Palmeiras y el Flamengo, Mauricio Galiotte y Rodolfo Landim, respectivamente, acompañados de sus más cercanos colaboradores.

También asistieron el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ednaldo Rodrigues; el vicepresidente de la CBF y representante de la CONMEBOL ante el Consejo de la FIFA, Fernando Sarney; el vicepresidente de la CBF, Gustavo Feijó, el presidente de la Federación Paulista de Fútbol, Reinaldo Bastos, y el presidente de la Federación de Fútbol del Estado de Río de Janeiro, Rubens Lopes. En calidad de testigos de honor estuvieron presentes el embajador de Brasil, Flavio Damico, y el embajador de Uruguay, Fernando Sandin.

El equipo de trabajo de la Dirección de Competiciones y Operaciones de la CONMEBOL hizo una detallada exposición de todos los aspectos atinentes a la organización de la final única de la CONMEBOL Libertadores. El traslado y hospedaje de los equipos; los campos de entrenamiento habilitados; las actividades de prensa; los dispositivos de seguridad; las obras y mejoras en el estadio Centenario; la ubicación y puntos de encuentro de las hinchadas y otros asuntos logísticos y operativos fueron abordados durante la reunión.

Mientras se desarrollaba la reunión en la sede de la CONMEBOL, se hizo pública la decisión del gobierno uruguayo de aumentar la asistencia permitida a los partidos de fútbol al 75% de la capacidad de los estadios. En este sentido, la CONMEBOL informó que el 50% de la recaudación será repartida en partes iguales entre los clubes finalistas mientras que el 50% restante será destinado a cubrir los gastos de organización y las obligaciones impositivas.

La seguridad es un tema especialmente sensible y foco de la atención tanto de la CONMEBOL como de los clubes finalistas. En este punto es importante destacar la estrecha colaboración con la policía del país anfitrión y con la policía del Brasil, de forma a prevenir y evitar incidentes o problemas de seguridad. Como corolario de la reunión, los presidentes del Palmeiras y Flamengo suscribieron un compromiso para impulsar campañas contra la violencia en el seno de sus hinchadas y de promoción del espíritu deportivo y el Fair Play, dentro y fuera de la cancha.